Después de un debate polarizado, se espera que los funcionarios públicos junten las piezas del rompecabezas. Pero, ¿cómo se puede superar esta división e inspirar a tu comunidad para avanzar juntos? La respuesta puede residir en la participación ciudadana.

Múltiples partidos, diferentes creencias políticas, y el debate constructivo son el alma de nuestro sistema democrático. Y es seguro decir que las elecciones, los referendos y las conversaciones sociales son rasgos positivos de una sociedad multifacética y equilibrada en progreso. No siempre podemos estar de acuerdo en todo, ni deberíamos. Además, el escepticismo y la desconfianza pueden ser muy fructíferos en los entornos políticos.

Sin embargo, en los últimos dos años, las sociedades democráticas han sido testigos de un dramático aumento de la polarización. Los debates sobre temas de escala mundial o controversiales, como Brexit o el cambio climático, han dejado a las comunidades profundamente divididas. Y si bien el debate puede ser constructivo y necesario, esta división tiene el potencial de dañar el sentido de la confianza entre los diferentes agentes comunitarios, lo que a su vez impide que esas comunidades avancen en su conjunto.

¿Cómo pueden las comunidades reconstruir la confianza tras un debate dividido? Creemos que la respuesta se encuentra, al menos en parte, en la participación ciudadana. Y no estamos solos: la participación de los ciudadanos fue reconocida repetidamente como una solución a la insatisfacción con la democracia durante el evento de Innovación en Democracia Local. Echemos un vistazo a estas 5 formas diferentes en las que la participación ciudadana puede traer confianza y unidad.

1. Un enfoque local, un impacto directo 🎯

Los debates polarizantes suelen referirse a cuestiones de gran alcance e ideología política. Sin embargo, en el marco de la gobernanza local, las cuestiones políticas suelen referirse a temas tangibles y prácticos que tienen repercusiones directas en la vida cotidiana de los habitantes. Por lo tanto, la participación ciudadana en el plano local es la puerta perfecta para restablecer la confianza. ¿Necesita la ciudad más espacios verdes o zonas de juego? ¿Nuevas o mejores políticas sobre viviendas disponibles y asequibles? ¿Medidas para que el tráfico sea más seguro para los ciclistas y los peatones? Simplemente es mucho más fácil ponerse de acuerdo sobre temas de pequeña escala, como la renovación de la plaza de la ciudad, en comparación con los temas de escala mundial y partidistas que traen división y debate. Estas peticiones cercanas al hogar traerán a su comunidad un respiro y proporcionarán una oportunidad para llegar a un acuerdo.

Cuando actúas en base a las contribuciones que recibes de tus ciudadanos, por ejemplo, renovando el parque, la comunidad es testigo directo del impacto de su compromiso. Los resultados de sus esfuerzos de participación se sienten y se ven en los lugares donde trabajan y viven, e influyen directamente en su calidad de vida y en su bienestar general. Permitir que los ciudadanos influyan activamente en su entorno fortalece el vínculo entre la comunidad y el concejo local.

En esencia, se trata de un impacto, y de hacer ese impacto tan visible y tangible como sea posible. El proceso de participación ciudadana y deliberación con los compañeros es en sí mismo un mecanismo que crea confianza, pero para que esa confianza sea sostenible, es importante medir el impacto de su proyecto y hacer ajustes si es necesario.

La medición del impacto en un proyecto de participación ciudadana no es evidente, pero es esencial: ayuda a ajustar las estrategias, mejorar los instrumentos y, sobre todo, a demostrar los beneficios de la participación ciudadana en general. ¿Qué debes tener en cuenta?

  • Define una visión clara del éxito. El impacto es un concepto subjetivo, y es importante ser realista sobre los resultados que su plataforma tendrá y puede tener. Unos pocos objetivos claros te ayudarán más que muchos objetivos amplios.
  • Mientras recoges datos de tus ciudadanos, sólo pide lo que necesites. Recopilar demasiados datos no sólo es cuestionable desde el punto de vista ético, sino que también puede dar lugar a mayores tasas de abandono y a más trabajo en el procesamiento de toda la información.
  • Mira más allá de los números. La participación de los ciudadanos ha demostrado dar como resultado un mayor apoyo a las decisiones políticas, y las cifras elevadas no significan necesariamente un gran impacto. Esto es especialmente cierto en el caso de la confianza, que debe construirse a lo largo del tiempo.

2. Comunicación clara y transparente 🗣️

El ciclo completo de políticas puede ser bastante complicado y no siempre es fácil ofrecer a su comunidad actualizaciones claras a lo largo del camino. Los proyectos de participación ciudadana ofrecen una oportunidad perfecta para establecer expectativas claras sobre la información que se comunicará y cuándo ocurrirá.

Por lo tanto, muchas plataformas de participación en línea trabajan con una cronología del proyecto. Esta cronología, que es fijada por el gobierno local, proporciona una visión clara de los proyectos y establece expectativas realistas para la comunidad. ¿Cuál es el plazo para que los ciudadanos participen? ¿Cómo se evaluarán las aportaciones? ¿Cuándo se compartirán los resultados? Ser transparente sobre este proceso y cumplir estos plazos ayudará a reconstruir la confianza entre el consejo local y sus ciudadanos.

Si defines el alcance de un proyecto de participación, es más fácil informar a los ciudadanos si sus sugerencias no coinciden con el proyecto. Incluso si una idea entra en el ámbito de aplicación pero no se ajusta a sus ambiciones políticas o no es viable en términos de presupuesto, es mejor comunicarlo abiertamente. Si tu proyecto está alojado en una plataforma en línea, puedes responder directamente y explicar por qué la idea no se llevará a cabo. Los ciudadanos pueden sentirse decepcionados al principio, pero al menos reciben la confirmación de que su sugerencia ha sido escuchada.

Cuando te comunicas con tu ciudadanía, es una buena idea tener en cuenta los 3 siguientes principios:

  • Claridad: Cuando te comunicas con tus ciudadanos/as, opta por frases creativas, cortas y precisas. Hazles entender fácilmente cuál es el valor de tu interacción, y elige una clara llamada a la acción.
  • Diversidad: El uso de diferentes canales y plataformas te ayuda a concientizar y a llegar a públicos diversos. Véase el punto 3 para más información sobre este tema.
  • Continuidad: Comunícate con tus ciudadanos/as de forma regular y mantenlos informados de lo que sucede.

3. Inclusión de toda la comunidad 🤝

El sentimiento de confianza está íntimamente ligado al sentimiento de ser escuchado, comprendido y representado. La falta de confianza se puede resolver así incluyendo a aquellos grupos que potencialmente se sienten poco representados en su concejo local.

Cuando más personas y grupos tengan acceso a iniciativas de participación recurrentes, el público de sus proyectos se hará automáticamente más diverso e inclusivo. Para hacer un esfuerzo extra para asegurar que su proyecto sea inclusivo, vale la pena tener en cuenta lo siguiente:

  • Comunicación neutral e inclusiva. Si su comunidad es bilingüe o multilingüe, asegúrate de que tu comunicación esté disponible en ambos o en todos los idiomas hablados. Al hablar de tu proyecto, utiliza un lenguaje neutral que esté libre de suposiciones o estereotipos. Esto también cuenta para tu comunicación visual: asegúrate de que represente a ciudadanos de todos los géneros, edades y orígenes.
  • Los esfuerzos de participación en línea generalmente te ayudarán a llegar a un público más amplio que los centros de contacto fuera de línea, pero mezclar las estrategias de participación en línea y fuera de línea te ayudará a ganar la medalla de oro en participación. La combinación de una plataforma digital con carteles, tarjetas postales o folletos fuera de línea le ayudará a hacer llegar su mensaje tanto a los que viven en sus teléfonos como a los que aprecian lo analógico.
  • Piensa en el UX de tu plataforma. Debe ser simple, directa y compatible con todo tipo de dispositivos. Para que sea realmente inclusivo, asegúrate de que el software esté dirigido a los ciudadanos/as con discapacidades visuales.
  • Nunca asumas que tus esfuerzos están dando frutos. Mide tus resultados, evalúa la diversidad de tu muestra de ciudadanos participantes, y ajusta el curso si es necesario.

Si te resulta difícil llegar a un público diverso, piensa en posibles socios a los que puedas llegar, por ejemplo, instituciones religiosas, instituciones culturales o empresas locales que puedan comprometerse con la comunidad semanalmente. Todos estos consejos, por supuesto, sólo arañan la superficie de lo que se necesita para que un proyecto de participación sea verdaderamente inclusivo. Para más información sobre este tema, consulta nuestra guía gratuita.

4. Participación en tu mano 📱

Durante mucho tiempo, la participación fuera de los tiempos de las elecciones significaba cancelar los planes, despejar los horarios y asistir a las reuniones en el municipio. No hace falta decir que este era un obstáculo tangible para mucha gente. Además, los ciudadanos que no se sentían particularmente afiliados o representados por su administración, no era probable que aceptaran las invitaciones de la ciudad.

citizens initiative

Llevar la reunión del municipio al ámbito online elimina en gran medida estos obstáculos y hace más fácil que nunca que los ciudadanos/as alcen sus voces. La generación más joven tiene una inclinación inherente a la tecnología, pero incluso para los trabajadores, los padres jóvenes u otros grupos con vidas ocupadas u otras preocupaciones, la digitalización de la participación ciudadana ha marcado una gran diferencia.

La participación en línea no sólo tiene el potencial de llegar a más personas, sino que también les permite participar más a menudo. Una plataforma de participación se construye para albergar varios proyectos a la vez y ofrece muchos métodos de participación diferentes, de modo que los ciudadanos pueden alzar su voz sobre diferentes temas y varios proyectos a la vez. Pueden asignar presupuestos para la renovación de la plaza de la ciudad y al mismo tiempo compartir ideas sobre la mejora de la movilidad o votar a favor de los espacios verdes. Dar a la comunidad la oportunidad de participar en diferentes áreas de política y en diferentes etapas del ciclo de políticas puede contribuir a su consejo local en la reconstrucción de la confianza.

5. Nosotros, el pueblo: estimulamos el cambio desde abajo hacia arriba 💪

Como hemos dicho antes, permitir a los ciudadanos participar en la política local es una gran manera de crear confianza. Asegura que la gente se sienta representada y valorada por su administración y permite el debate y la alineación con sus pares. Así que aunque una plataforma dirigida por la administración es un gran comienzo, podría valer la pena dar un paso más con las propuestas de los ciudadanos.
En pocas palabras, las iniciativas ciudadanas son iniciativas de base que son lideradas por los ciudadanos. Esto implica que los ciudadanos pueden, en cualquier momento, escribir sus propuestas y reunir apoyo para su iniciativa. Esta iniciativa debe alcanzar un umbral predefinido para ganar un lugar en la agenda municipal.

Si bien orquestar propuestas ciudadanas a nivel nacional puede ser complejo, existe un gran potencial para las propuestas ciudadanas a nivel local. En los últimos años, las iniciativas locales han surgido en ciudades de todo el Reino Unido. Ya en 1998, dos ciudadanos pioneros de Cwmllynfell, Gales, tomaron cartas en el asunto para fundar una organización benéfica de energía comunitaria. En Edimburgo, Escocia, los ciudadanos han alzado sus voces sobre el turismo, el aburguesamiento y la privatización del espacio público, entre otras cosas. Y los vecinos del Reino Unido en Dublín, Irlanda, lanzaron una iniciativa ciudadana para proteger un mural de David Attenborough de ser removido.

Las propuestas de los ciudadanos no sólo son una gran manera de que los ciudadanos/as dirijan la política local y co-creen activamente sus comunidades, sino que también les exige que trabajen juntos y obtengan apoyo para sus ideas. La sensibilización, las campañas y la recogida de firmas es una gran manera de que los ciudadanos se conecten, trabajen hacia un objetivo común y construyan una confianza mutua. Las administraciones que permiten las propuestas de los ciudadanos en sus plataformas (en línea) empoderan a los mismos y muestran confianza, sin perder el control. Después de todo, las ciudades establecen las reglas sobre cuándo se discute o se adopta una propuesta.

Si eres parte de una administración y estás considerando empezar con propuestas ciudadanas, aquí hay algunas preguntas que podrías hacerte:

  • ¿Cuántos votos/firmas debe reunir una propuesta para ser considerada? (Por lo general, esto se expresa en un cierto % de la población).
  • ¿Cuánto tiempo tienen los ciudadanos/as para reunir ese apoyo?
  • ¿Cuáles son los otros criterios para que una propuesta sea considerada? (por ejemplo, no discriminatorio, bajo un cierto presupuesto, etc.)
  • ¿Qué papel desempeñará la ciudad? ¿Se trata de conceder un permiso o de una verdadera co-creación?
  • Una vez que una propuesta ha marcado todas las casillas necesarias, ¿cuáles son los siguientes pasos?

¿Listo para impulsar la participación ciudadana? 🚀

Un impacto visible, un tejido social fuerte, un método de participación fácilmente accesible y un aire de cambio de abajo hacia arriba, son factores que reconstruirán la confianza en las comunidades polarizadas. Una plataforma en línea ofrece la posibilidad de poner en marcha una multitud de proyectos de participación y de trabajar con diferentes métodos de participación.

¿Curioso de ver cómo podría ser la participación ciudadana en tu municipio? CitizenLab ha apoyado a más de 125 gobiernos locales con sus proyectos de participación ciudadana. Nuestros expertos están encantados de mostrarte la plataforma digital y guiarte a través de todas las posibilidades! 👇